IAG: Su situación es mala a todos los niveles, pero se podría arriesgar.

Los últimos resultados presentados por la compañía quedaron muy lejos de las previsiones y pese al levantamiento de las restricciones sigue sin levantar cabeza, es posible incluso que tenga que realizar una ampliación de capital como ya sucedió en 2020.

Por otro lado la fuerte bajada del precio del petróleo le tendría que beneficiar como sucedió en otras épocas pasadas y eso puede ser una “excusa” para buscar un rebote de corto plazo.

Técnicamente siempre y cuando el precio no pierda el nivel de 1,19€ en cierres se puede estar, este nivel en el que se cuenta apoyando en últimas sesiones coincide con una resistencia superada en el año 2020 y que impulso fuerte la cotización, por tanto es un soporte fiable.

Para confirmar un giro importante debe superar primero los máximos de hoy, por encima de 1,25€ dejaría atrás la pequeña directriz bajista, a partir de ahí el mínimo anterior lo tendría en 1,30€, cierre por encima despejaría el camino hacia 1,42€ que podría ser el objetivo del rebote.

Por debajo su soporte se encuentra en 1,19€, de ser perforado FIN, no tendría nada hasta mínimos de 2020 en 0,98€.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contact Form Powered By : XYZScripts.com